Ariel Atamañuk contó su experiencia en el Foro Internacional de Emprendedores 2018

El Foro Internacional de Emprendedores (FIE) es un programa educativo de alto impacto, que Junior Achievement Córdoba organiza desde 1998. Este año estará cumpliendo 20 años y similares actividades también se realiza en México, Guatemala, Canadá y Brasil.

Está destinado a jóvenes de entre 16 y 23 años de más de 16 países, quienes a través de la formación en valores, actitudes y herramientas descubren su potencial para emprender, mejorar y ser protagonistas en la transformación de su comunidad.  A través de este programa Junior Achievement Córdoba, busca cumplir con su misión de “inspirar y preparar a los jóvenes para el éxito, promoviendo el espíritu emprendedor, valores, habilidades y educación económica”.

En su 20ª Edición, expuso como invitado Ariel Atamañuk,  el Cabo Primero de Gendarmería Nacional Argentina que perdió sus dos piernas en un accidente automovilístico. Ariel conducía un ómnibus de la Fuerza que fue embestido por un camión. Ante el inminente impacto, tomó la decisión de ubicar el ómnibus de tal forma que el golpe se concentrara en el frente, salvando así la vida a más de 30 Gendarmes. Un compañero que iba en el primer asiento perdió la vida, mientras que Ariel sufrió la amputación de sus dos piernas.

La exposición de Ariel Atamañuk

Ante un auditorio de más de 400 jóvenes, las letras blancas escritas sobre negro en la pantalla gigante señalan el tema: Crisis, palabra que es definida como una situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso.  La voz en off habla de una “Situación difícil de una persona o una cosa. Crisis es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas.

Bajo una luz sobre el escenario, aparece Ariel Atamañuk en su silla de ruedas. El texto continúa definiendo y describiendo el tema. Si, los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución. Estamos preparados para la revolución, somos conscientes de lo que somos, lo que tenemos? Estamos listos para recibir cambios repentinos, somo capaces de dimensionar todo lo que somos y hacemos. Somo conscientes que la crisis llega de diferentes formas y en cualquier momento?

Con vos segura, Ariel habla de su experiencia, en primera persona:  “Acá estoy, si me habré hecho estas preguntas , si habré pensado todas y cada una de estas cosas en mi momento y punto de crisis. Una mañana lluviosa cuando realizaba un relevo de rutina de mis compañeros que trabajan prestando colaboración en las inundaciones de las sierras chicas acá en Córdoba, tuvimos la mala suerte de que en la ruta un camionero se durmiera, se cruce de carril y se dirigiera directamente hacia nosotros.

En ese momento yo trasladaba 34 gendarmes por los cuales yo era responsable de sus vidas; por ser el conductor y el único que podía hacer algo para intentar evitar ese accidente.  En ese momento no  dudé en arriesgar mi vida para salvaguardar la de ellos, realizando una maniobra defensiva esperando el momento justo para hacer un “volantazo” y poder sacar la trompa del micro impidiendo que el camión se nos meta adentro del colectivo.

Todos atravesamos en algún momento de nuestras vidas alguna situación difícil, complicada,   en la cual la mejor opción es enfrentar el problema,  y estar seguros a la hora de tomar una decisión,  en mi caso tuve dos posibilidades, una de ellas era no pensar en los demás  y tratar de salvar mi vida, y la segunda es la que les acabo de contar, yo tuve la fortaleza de decidir que hacer y arriesgar mi vida para salvar la de mis compañeros. Las consecuencias, muchas , miles;  entre ellas, mis dos piernas.

Los pensamientos muchos, miles, entre ellos elegir hacer de esta crisis una revolución.  Encontrar la fortaleza para seguir, apoyarme en mí, en Vivi (mira en ese instante a su mujer) en mi gente, trabajar dura e  incansablemente para devolverle a la vida la oportunidad que me dio. Estar en este mundo así, diferente pero decidido a continuar. Transformar esta crisis en una verdadera revolución.  La misma que había llegado a mi vida

Ariel está vestido con su uniforme, en su silla. Brinda unas palabras al público, llenas de aliento y da enseñanza de que se puede con trabajo, dedicación, esfuerzo y con las metas claras. Se para en el escenario con ayuda de su esposa, Viviana Marisol Cabrera, siempre presente!!! Termina su intervención aplaudido por el público, que lo saluda de pie. Emocionante!!!

FUENTE: http://fieargentina.com/

Agradecemos la colaboración de la Srta Jessica Pacheco (Coordinadora General FIE 2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *