CONFLICTOS INTERNACIONALES: las claves de la situación en Myanmar

¿Qué hace que los musulmanes rohingya de Myanmar sean una de las comunidades más perseguidas en el mundo? ¿Cuál es el conflicto entre la mayoría budistas y la minoría rohingya? ¿Y qué se debe hacer para resolverlo?

Rohingya in Myanmar und Bangladesch (picture-alliance/dpa/M.Alam)

¿Quiénes son los rohingya?

Los rohingya son una minoría étnica en Myanmar. Viven predominantemente en el estado occidental de Rakhine. No son oficialmente reconocidos por el gobierno como ciudadanos y durante décadas la mayoría budista de Myanmar ha sido acusada de someterlos a la discriminación y la violencia.

Las Naciones Unidas y los Estados Unidos consideran que los rohingya son una de las minorías más perseguidas del mundo. Miles de rohingyas de Myanmar y Bangladesh huyen de sus países cada año en un intento desesperado por llegar a países mayoritariamente musulmanes, como Malasia e Indonesia.

¿Por qué los rohingya son apátridos?

Alrededor del 10 por ciento de las personas apátridas del mundo viven en Myanmar y son rohingya.

En 2014, las Naciones Unidas acogieron con agrado las reformas políticas y económicas en Myanmar, pero expresaron “una seria preocupación” por la difícil situación de la comunidad rohingya. La ONU ha exigido “igualdad de acceso a la plena ciudadanía para la minoría rohingya” y que se garantice su acceso a todos los servicios del Estado.

Karte Myanmar Rakhine State ENGEl estado occidental de Rakhine en Myanmar.

Pero el gobierno de Myanmar se ha negado hasta ahora a conceder la ciudadanía a los rohingya. Considera que los 1.1 millones de personas son inmigrantes ilegales de Bangladesh. Myanmar también se opone al uso del término “rohingya” en cualquier resolución de la ONU y dice que hace que los esfuerzos del gobierno para resolver el problema sean más difíciles. Myanmar dice que está listo para conceder la ciudadanía de los musulmanes rohingya si ellos se identifican como bengalíes – un término que los miembros del grupo minoritario objetan fuertemente.

¿Cuándo tomó el conflicto un giro violento?

En 2012, los enfrentamientos entre los nacionalistas rohingya y budistas condujeron a decenas de muertes, obligando a decenas de miles de rohingya a huir a Bangladesh, Malasia, Tailandia e Indonesia. Unas 200.000 personas – en su mayoría rohingya – han estado viviendo en campamentos en Rakhine desde los enfrentamientos de 2012. En octubre del año pasado, los militantes rohingya atacaron varios puntos de control de seguridad y mataron a decenas de policías. Las fuerzas de seguridad de Myanmar respondieron lanzando operaciones contra los insurgentes. Grupos de derechos humanos, como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, dijeron que estas operaciones implicaban asesinatos arbitrarios, violaciones sistemáticas, incendios de casas y expulsiones forzadas de locales.

¿Cuándo surgió la nueva ola de violencia?

El 25 de agosto, estalló la violencia en Rakhine cuando unos 100 insurgentes musulmanes armados atacaron a los guardias de seguridad en la región fronteriza con Bangladesh. Las fuerzas de seguridad de Myanmar y una minoría de militantes musulmanes rohingya se acusan mutuamente de incendiar pueblos y organizar asesinatos en masa.

Casi 400 personas han muerto, la mayoría de ellos insurgentes. La violencia, la peor de los últimos años, ha obligado a miles de personas a refugiarse en la vecina Bangladesh. “Aproximadamente 60.000 han llegado a Bangladesh desde que estalló la violencia el 25 de agosto”, dijo la portavoz de la ACNUR, Vivian Tan, el 2 de septiembre.

Miembros de la Guardia de Fronteras de Bangladesh (BGB) ordenan a los rohingya que no atraviesen el canal entre Bangladesh y Myanmar.Miembros de la Guardia de Fronteras de Bangladesh (BGB) ordenan a los rohingya que no atraviesen el canal entre Bangladesh y Myanmar.

¿Por qué Bangladesh está tomando una línea dura contra los refugiados rohingyas?

Las autoridades de Bangladesh han tomado una línea dura contra los refugiados rohingyas, intentando limitar su número en su país. Después de los ataques del 25 de agosto, cientos de rohingyas intentaron cruzar a Bangladesh pero se quedaron varados en el río Naf a lo largo de la frontera. Las autoridades del país surasiático dicen que tienen una política de “cero tolerancia” para los rohingya que ingresan a Bangladesh. A pesar de estas medidas de Dhaka, miles de rohingya han logrado entrar en Bangladesh. Actualmente, hay por lo menos 150.000 rohingya que viven en campos de refugiados, sobre todo en condiciones miserables.

¿Más que un conflicto religioso?

La percepción general sobre el conflicto rohingya de Myanmar es que es un asunto religioso. Pero algunos analistas dicen que la crisis es más bien de carácter político y económico. “Las relaciones interreligiosas son muy complejas en Myanmar, los musulmanes, especialmente los rohingya, se enfrentan a una islamofobia profundamente arraigada en una sociedad y un Estado predominantemente budista. Los fundamentalistas alegan que la cultura budista del país está bajo el asedio de los musulmanes, cuando Myanmar está rodeada de muchos países islámicos, como Bangladesh, Malasia e Indonesia “, afirma a DW Siegfried O. Wolf, director de investigación del Foro Democrático de Asia Meridional (SADF), con sede en Bruselas.

Pero Wolf dice que también hay un aspecto económico. “El estado de Rakhine es una de las zonas más pobres del país, a pesar de ser rico en recursos naturales, por lo que los rohingya son una carga económica adicional para el estado, ya que compiten por los pocos empleos disponibles y oportunidades de hacer negocios”, subraya Wolf. “Como resultado, podemos decir que el resentimiento budista contra los rohingya no sólo es religioso, sino que también es político y económico”.

Autor: DW -Televisión Alemana (Shams Shamil GG/VT)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *