EL CORRECTO USO DE LAS SEÑALES DE SOBREPASO EN LAS RUTAS ARGENTINAS

Los accidentes en las rutas son cada vez más frecuentes y los sobrepasos son una de sus mayores causas. Existe una confusión que varía según la edad y la preparación de los conductores y es la siguiente : ¿Guiño izquierdo o derecho para indicar los sobrepasos?

Un poco de historia sobre el tema

Cada uno de nosotros tiene alguna experiencia negativa que contar al respecto. También es cierto que en muchos casos, la familiaridad de los camioneros con las rutas se diferencia de la de un conductor común y las distancias calculadas para las maniobras son otras.  Por ese motivo, nos “habilita” el paso con el guiño, previendo que su colega que viene de frente disminuirá la velocidad para que no sigamos “a paso de hombre” detrás de él.

¿Sabía que hay tres versiones sobre el origen de la señal de sobrepaso?  La primera está originada hace muchos años, cuando el tránsito era lento, los caminos eran de tierra y no había normas escritas al respecto. Los camioneros usaban las manos o simplemente, dos o tres “golpecitos” de luz para decirle que pases.

La segunda tiene su origen con el ingreso al país de los primeros camiones FIAT, que tenían adosadas una calcomanía que indicaba la luz izquierda como “cortesía de paso”.

La tercera, dice que se comenzó a usar la luz derecha, al incrementarse el tránsito de los camiones brasileros por las rutas argentinas ya que ese país usa ese sistema.

Qué dice la Ley Nacional de Tránsito

Lo concreto es que la Ley Nacional de Tránsito 24.449 sancionada el 23 de diciembre de 1994, definió el uso del guiño derecho para el sobrepaso y el izquierdo para indicar que viene alguien de frente. En su Artículo 42 trata con mucha claridad el tema del sobrepaso de vehículos y expresa lo siguiente:

“El adelantamiento a otro vehículo debe hacerse por la izquierda, conforme las siguientes reglas:

a) El que sobrepase debe constatar previamente que a su izquierda la vía esté libre en una distancia suficiente para evitar todo riesgo, y que ningún conductor que le sigue lo esté a su vez sobrepasando;

b) Debe tener la visibilidad suficiente y no iniciar la maniobra si se aproxima a una encrucijada, curva, puente, cima de la vía o lugar peligroso;

c) Debe advertir al que le precede su intención de sobrepasarlo por medio de destellos de las luces frontales o la bocina en zona rural. En todos los casos, debe utilizar el indicador de giro izquierdo hasta concluir su desplazamiento lateral;

d) Debe efectuarse el sobrepaso rápidamente de forma tal de retomar su lugar a la derecha, sin interferir la marcha del vehículo sobrepasado; esta última acción debe realizarse con el indicador de giro derecho en funcionamiento;

e) El vehículo que ha de ser sobrepasado deberá, una vez advertida la intención de sobrepaso, tomar las medidas necesarias para posibilitarlo, circular por la derecha de la calzada y mantenerse, y eventualmente reducir su velocidad;

f) Para indicar a los vehículos posteriores la inconveniencia de adelantarse, se pondrá la luz de giro izquierda, ante la cual los mismos se abstendrán del sobrepaso;

g) Los camiones y maquinaria especial facilitarán el adelantamiento en caminos angostos, corriéndose a la banquina periódicamente;

h) Excepcionalmente se puede adelantar por la derecha cuando:

El anterior ha indicado su intención de girar o de detenerse a su izquierda;

En un embotellamiento la fila de la izquierda no avanza o es más lenta.

Reflexión final

Sin embargo, muchos son los choferes que aún toman como válido el guiño izquierdo para realizar ellos mismos el sobrepaso o para señalar a quienes les preceden , exponiéndose a un accidente o, como mínimo, a un buen susto. Ante la duda, la solución es simple: no corra riesgos. Únicamente sobrepase a un vehículo cuando ve con sus propios ojos que no viene nadie de frente.

Fuentes: Ley Nacional de Tránsito Nro 24.449 e investigaciones propias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *