MEDIACIÓN: Una mirada apreciativa sobre la convivencia en diferentes ámbitos de las comunidades.

La mediación y el diálogo son herramientas eficaces para la construcción de comunidades más pacificas, que en definitiva tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. En  ese contexto y a los efectos de aportar información de interés, publicamos este trabajo realizado por Silvia Reynoso y Mónica Yamaguchi, dos destacadas especialistas en el tema que trabajan en distintos ámbitos en la provincia de Chubut.

Para quienes deseen mayor información, solicitamos comunicarse con los datos de contacto de las profesionales, que agregamos al pie de la nota.

¿Quiénes somos?

Somos Silvia Reynoso y Mónica Yamaguchi, dos apasionadas por transmitir prácticas que permitan a todos los que participan en nuestros talleres ser parte en la construcción de comunidades más pacíficas. Comenzamos definiéndonos como mediadoras para la resolución pacífica de conflictos y hoy, después de más de una década de trabajo juntas, nos definimos como   promotoras de PAZ más allá de nuestra formación académica, este último concepto guía todas nuestras intervenciones.

¿Qué hacemos?

Siendo coherentes con quiénes somos, nuestro objetivo es difundir la metodología de los diálogos apreciativos como posibilidad tangible en el abordaje de situaciones complejas que se dan en cualquier ámbito, sólo se necesita que se encuentren por lo menos dos personas. Organizamos talleres y desarrollamos diversas dinámicas de trabajo participativo y colaborativo basado en la construcción de saberes desde el enfoque apreciativo contribuyendo hacia el fortalecimiento de “organizaciones saludables”.

¿En dónde?

Nuestro trabajo se puede desarrollar en diversos ámbitos, en el vecindario, la oficina, la escuela, grupos de trabajo y todas las organizaciones que ustedes como lectores puedan pensar.

¿Qué es la apreciatividad?

Para esta definición nada mejor que partir de una frase de Miriam Subirana, precursora de la Indagación Apreciativa en el mundo junto con David Cooperrider.

“…Cuando apreciamos, avanzamos: nuestra mente se abre a recibir, a reconocer nuevos datos y aprender. Apreciando sentimos asombro y curiosidad. Cuando apreciamos, descubrimos lo mejor de “lo que es” y nos abrimos a ver “que podría ser”.[i]

Es una metodología para producir una visión compartida, desarrollar proyectos alineados   con la misma y llevarlos a la práctica promoviendo una transformación positiva que se aplica con éxito a organizaciones y comunidades.

Es el arte de descubrir, valorar y desarrollar aquello que da vida a   una organización, comunidad o grupo humano contribuyendo a pensar organizaciones, instituciones y situaciones, con la mirada puesta en aquello que funciona bien, con las estrategias comunicacionales positivas que contribuyen a que cada persona alcance el máximo de su potencial.

¿Cómo lo hacemos?

Empezamos sensibilizando y promoviendo el desarrollo de competencias comunicacionales utilizando diálogos apreciativos y de esta manera vamos contribuyendo al cambio positivo de la realidad en la que estamos insertos.

En éste marco comenzamos, hace mas de tres años, a indagar, investigar y poner en práctica el desarrollo de los diálogos apreciativos en las mediaciones y procesos de facilitación en diversos ámbitos. Estas experiencias son las que hoy nos permiten hablar de avances, análisis, y ajustes pensando siempre en la mejora de las situaciones planteadas.

En el diálogo apreciativo no existen incompatibilidades o diferencias irreconciliables, existen tan solo diferencias a conectar entre sí, las cuales pueden hacer al sistema más poderoso y sinérgico.

Los nuevos desafíos implican aprovechar la oportunidad de crear nuevos sentidos inventando nuevos modos de “ser y hacer” y de relacionarse, basados en que el consenso es un acuerdo alcanzado por personas que piensan diferente.

En este proceso conversacional, es aceptada y valorada la diversidad, reconociendo al otro como legítimo otro, se respetan las distintas perspectivas, los diferentes roles y responsabilidades”

En los talleres desarrollamos las bases de la indagación apreciativa para luego trabajar sobre la utilización de las estrategias comunicativas desde el enfoque apreciativo: el arte de preguntar apreciativamente y construir diálogos diferentes y pro-activos.

Otro contenido que desarrollamos es utilizar la apreciación como medio para vernos y valorarnos, de ver y valorar a los demás desde lo positivo.

Así los diálogos apreciativos y sinérgicos en la promoción de la convivencia contribuyen a iniciar un proceso de búsqueda colaborativa que se centra en el núcleo positivo de una situación, es decir, en nuestras competencias, habilidades, talentos y en nuestras mejores realizaciones y prácticas. Es una invitación a realizar una revolución positiva que comienza por uno mismo y que hace posible una nueva manera de ser y de actuar.

Es una búsqueda cooperativa de lo mejor que existe en la gente y en sus organizaciones. Puede convertirse en un camino hacia la innovación positiva en lugar de a la negatividad y a la crítica; es trabajar con las personas y sus posibilidades y sus fortalezas antes que analizar los problemas.

“… el énfasis está puesto en expandir y desarrollar el potencial ya existente dentro de la organización. Indagamos para descubrir lo que ya tiene de valioso y significativo, visualizamos el futuro deseado, proponemos diferentes caminos para alcanzarlo e innovamos. El foco está puesto en lo que queremos ver crecer, lo que deseamos alcanzar”[ii]

Dialogar apreciativamente significa preguntar y conversar sobre aspectos significativos de la calidad de vida de las personas. En ello participa todo el sistema, es decir, todos los interesados, así los esfuerzos y las energías se concentran en lo que las personas más valoran, asombrándonos de lo que somos capaces de construir individualmente y colectivamente.

 

“El aprecio es una energía capaz de transformarnos y convertirnos en agentes de cambio…” [iii]

 

Currículum abreviado de las autoras de esta nota:

  • Silvia Reynoso, Profesora de Historia, Mediadora, Coach Ontológico, Facilitadora de Diálogos y Tallerista en diversas temáticas y ámbitos. Cursando Especialización en Intervención Psicosocial, Terapia en Crisis y Primeros Auxilios Psicológicos.
  • Mónica Yamaguchi, Licenciada en Educación Inicial, Técnica Superior en Minoridad y Familia, Facilitadora de Diálogos, Mediadora y Tallerista en diversas temáticas y ámbitos, próxima a finalizar la Formación Avanzada en Indagación Apreciativa el 30 de octubre de 2018.

Contacto:

myamaguchi58@gmail.com

silviavivianachubut@gmail.com

REFERENCIAS:

[i] Subirana, Miriam: “Florecer Juntos”. Ed. Kairos. 2015

[ii] Isanta, Laura: “Diálogos Apreciativos. Poniendo el foco en lo mejor de las organizaciones”. 2013.Bs. As.

iii Zaidam; Daniel: “El diálogo apreciativo en el proceso comunitario intercultural (propuesta teórico-práctica)”. 2007.Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *