Misiones fue sede de un ejercicio internacional de respuesta ante catástrofes naturales

Las evacuaciones aerosanitarias son muy importantes en los protocolos de respuesta en la emergencia. Foto: Francisco Reyes.

La provincia mesopotámica que alberga una de las cataratas más grandes del mundo fue protagonista de un ejercicio, durante el XXXIII encuentro de la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA), en el cuál se trabajó en pos de mejorar la respuesta que se da ante emergencias, catástrofes, en protección del medio ambiente y los recursos naturales. Allí se reunieron más de 450 personas con el objetivo de profundizar el trabajo entre las Fuerzas Armadas y agencias que dan respuesta ante una emergencia. Por Francisco Reyes (enviado especial).

Puerto Libertad es una localidad que se encuentra en el departamento Iguazú, 25 kilómetros al sur de las Cataratas del Iguazú, a 3,5 kilómetros del río Paraná. Allí, en medio del monte, tuvo lugar el Ejercicio de Operaciones Interagenciales en Protección del Medio Ambiente y los Recursos Naturales organizado por el Ejército Argentino. ¿El objetivo? Aceitar los mecanismos de coordinación, comunicación y respuesta entre los organismos del ámbito público, privado, nacional, provincial, autoridades de las Fuerzas Armadas, Seguridad, ONG y especialistas ante una eventual catástrofe. Cabe destacar que en la Argentina existe desde el año 2016 la Ley 27.287, que regula el accionar de las agencias ante este tipo de eventualidades, se trata del Plan Operativo del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo o SINAGIR.

LA ACCIÓN

La primera jornada fue el martes 25 de junio en el paisaje protegido Lago Urugua-í: un área natural ubicada a 44,5 kilómetros de la localidad de Puerto Iguazú. En un Puesto Comando se desarrolló la parte teórica y se presentaron los representantes de los quince países que se hicieron presentes. Con un mensaje de bienvenida, a cargo del director del ejercicio y comandante de la Brigada de Monte XII, general de brigada Aldo Daniel Ferrari, se dio inicio formal a la actividad. “Desde su creación en Panamá en 1960, la Conferencia de Ejércitos Americanos constituye un foro de discusión y análisis de ideas y temas de interés, proporcionándonos productos de alto nivel que son aprovechados por nuestros ejércitos, en función de sus características particulares y organizaciones”, explicó Ferrari.

Conformados los grupos de trabajo, se impartieron los detalles de una situación inicial hipotética que contemplaba una contingencia; en este caso, el desborde de los ríos Iguazú y Paraná. Este evento, causado por la persistencia de intensas lluvias en la Región, fue la excusa ideal para ejercitar, durante la segunda jornada y a partir de los grupos de trabajo, cuatro casos críticos de los momentos ficticios que azotarían a esta zona ante dicho desborde de los ríos.

Grupos de trabajo conformado por representantes de las agencias y países de la CEA presentes. Foto: Francisco Reyes.

A su vez, se realizaron diversos coloquios de expertos, entre ellos, una videoconferencia con el general de división del Ejército de Brasil, Henrique Martins Nolasco Sobrinho, quien compartió experiencias adquiridas en la ruptura de la represa de Brumadinho en el estado de Minas Gerais, desastre ambiental ocurrido el 25 de enero que acabó con la vida de más de 157 personas y donde aún hoy hay más de 182 desaparecidos.

CASOS CRÍTICOS

La situación inicial que se simuló fue la el desborde del arroyo Urugua-í, donde los grupos de trabajo –conformados por representantes de agencias nacionales, provinciales, locales y los oficiales de los ejércitos participantes– propusieron modos de acción y formas de dar respuesta, coordinando la comunicación entre ellos, analizando los posibles contratiempos y calculando los protocolos empleados en cada eventualidad.

En este contexto, se simuló en un primer momento la logística para el acopio de elementos recibidos ante un aluvión de ayuda humanitaria. Allí se debatió sobre las prioridades en el almacenamiento y distribución de los mencionados efectos. Durante la segunda jornada se realizó el rescate de turistas que se encontraban asilados en una zona de acantilados, utilizando la técnica de cuerdas, con sogas y allí se pudo ver en tiempo real la evacuación aérosanitaria de los heridos.

Momento del rescate de un herido que se encontraba aislado en zona de acantilados. Foto: Pablo Senarega – Ministerio de Defensa.

Otra situación planteada fue una emergencia donde dos cauces de los ríos se verían desbordados por la enorme cantidad de agua recibida por las lluvias. Entonces, a partir del colapso de las rutas, se simuló el vuelco de un camión que contenía sustancias tóxicas. Frente a eso, el conocimiento y la experiencia de la Compañía de Ingenieros QBN y de Apoyo a la Emergencia 601 del Ejército Argentino fueron imprescindibles y fundamentales para descontaminar a los afectados y asegurar la zona por este incidente. Vale destacar que esta unidad es la única con tecnología para suplir las necesidades para la Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química.

El cuarto y último escenario presentado fue el del hundimiento de una barcaza en el lago Urugua-í. Allí, buzos tácticos formados en rescate de varias agencias coordinaron la acción conjunta ante este naufragio, aprovechando los helicópteros del Ejército para llevar a cabo el sembrado de los buzos rescatistas y en la evacuación de los heridos en distintas situaciones planteadas.

Momento de la descontaminación y evacuación de los afectados por el vuelco de un camión con sustancias tóxicas. Foto: Pablo Senarega – Ministerio de Defensa.

VISITA DE AUTORIDADES

Durante la última jornada, el miércoles 26 de junio, se continuaron las ejercitaciones previstas contando con la presencia de la secretaria de Estrategia y Asuntos Militares, Paola Di Chiaro; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general VGM Bari del Valle Sosa; el comandante Operacional de las Fuerzas Armadas, general de división Carlos Alfredo Pérez Aquino; el jefe del Estado Mayor General del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini; el comandante de Adiestramiento y Alistamiento del Ejército, general de división Aldo Daniel Sala; y el comandante de la Brigada de Monte XII y director del ejercicio, general de brigada Aldo Daniel Ferrari.

Entre otras cosas, las autoridades pudieron observar en tiempo real cómo se llevaban a cabo los enlaces entre las distintas agencias a través del centro de comunicaciones interagencial conjunto. La comitiva además participó de las conclusiones de los grupos de trabajo integrados por los diversos actores de este ejercicio. La secretaria de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, licenciada Paola Di Chiaro resaltó la importancia de este ejercicio: “Uno de los grandes desafíos que tenemos en la Argentina es el trabajo interagencial. Actividades como estas son las que nos permiten avanzar hacia un cambio en la cultura estratégica”.

Por su parte, la directora nacional de Planeamiento para Asistencia en Emergencia del Ministerio de Defensa, Silvia Fontana sostuvo: “Participamos del ejercicio coordinado por el Ejército Argentino cuya importancia radicó en el fortalecimiento de las capacidades de respuesta para enfrentar de manera conjunta los impactos que generan los fenómenos que causan emergencias”. Y agregó: “La experiencia de los ejercicios permite el entrenamiento de los actores involucrados, radicando su importancia en la fortaleza que implica el planeamiento y el desarrollo de simulacros frente a escenarios hipotéticos que colaboran en la articulación de acciones entre agencias para hacer frente a eventuales desastres”.

El subsecretario de Protección Civil de Misiones, Enrique Parra (tercero desde la izquierda) comparte reflexiones del ejercicio con las autoridades que visitaron la actividad. Foto: Francisco Reyes.

Asimismo, el subsecretario de Protección Civil de la provincia de Misiones, Enrique Parra manifestó: “Para nosotros es muy importante este trabajo con el Ejército. Dentro de la protección civil tenemos un plan de emergencia provincial para situaciones meteorológicas adversas con 22 instituciones involucradas, entre ellas, las fuerzas federales y el Ejército, que es con quien más articulamos. Las emergencias más críticas que tenemos en la provincia son las inundaciones en la creciente del Río Uruguay, donde el aporte y ayuda que brinda el Ejército es muy importante debido a su experiencia, estructura y equipamientos”. A modo de cierre, el jefe del Ejército, teniente general Pasqualini destacó: “La Conferencia de Ejércitos Americanos es un ámbito muy importante para la interacción entre los ejércitos del continente y nos permite, a través de la realización de distintos eventos, interactuar, conocernos, sacar experiencias y conclusiones valiosas que nos sirvan a todos”. Y concluyó: “Las respuestas en caso de emergencias son siempre interagenciales y requieren de una estrecha coordinación y de un trabajo mancomunado, codo a codo, entre todos”.

FUENTE: Revista DEF Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *