Operación “Imperio”: desbaratan a la banda del “Patrón del Mal del Norte”

Tráfico de cocaína; trata de personas; inmigración ilegal de ciudadanos chinos en la frontera; propiedades millonarias, vehículos de alta gama y dinero en efectivo.  Toda esa estructura funcionaba bajo la supervisión  de Juan Antonio Aguilera, alias “Juanzuti”, líder de una organización narcocriminal que operaba en Salta y que fue desbaratada tras una investigación iniciada en octubre de 2016 por el Ministerio de Seguridad y con el trabajo de la Gendarmería Nacional.

El tráfico de los ciudadanos de origen oriental era cobrado en dólares, actividad que se originaba en la frontera de Aguas Blancas-Bermejo, y desde este lugar y a través de diferentes provincias, traficaban a estas personas hasta Buenos Aires. El dinero que originaba esta actividad era invertido en el tráfico de estupefacientes. La droga presentaba diversos logos impresos: un delfín con una flecha, la forma de una luna y la leyenda “MG”.

La investigación determinó la conformación de esta estructura criminal y el rol que cumplía cada uno de sus integrantes en las actividades criminales; además, se pudo comprobar la manera en que Aguilera fue incrementando exponencialmente su patrimonio a medida que pasaba el tiempo. Incluso había conformado una cooperativa de trabajadores de frontera, “El Fronterizo”, para utilizarla como pantalla de los delitos, que funcionaba en un predio de 1.500 metros cuadrados.

Para dar con este hombre, el “Patrón del Mal del Norte”, se efectuaron escuchas telefónicas, vigilancias y seguimientos. De esta manera, se estableció que la banda estaba organizando el traslado de una importante carga de cocaína, desde Orán hacia la provincia de Buenos Aires.

El 19 de mayo se confirmó que tres de los vehículos utilizados por los principales investigados se estaban desplazando por la Ruta Provincial 5, con dirección a la zona denominada El Naranjo, al sur de la provincia de Salta. Los gendarmes desplegaron un operativo cerrojo en la intersección de las Rutas 31 y 3 para detener a los sospechosos, quienes tras una persecución embistieron a las patrullas de la fuerza. Simultáneamente se alertó sobre la situación a la Policía de la provincia de Salta, la cual prestó colaboración de manera inmediata para dar con todos los narcos.

Finalmente, uno de los vehículos fue hallado abandonado a la vera de la Ruta 45 y, en la zona del paraje “El Cóndor” se detectaron seis bolsas de arpillera que contenían 347 paquetes de distintos tamaños y colores con 359,596 kilogramos de cocaína.

Del cruce de información, se detectó que una camioneta, ocupada por dos hombres, se encontraba realizando maniobras sospechosas en cercanías a San Felipe. Eran justamente Juan Antonio Aguilera y su mano derecha, quienes fueron interceptados y detenidos por Gendarmería. En este procedimiento se secuestraron más de $ 50.000 en efectivo, dos camionetas, aparatos de telefonía celular, y documentación de interés para la investigación.

Dos días después, tras haber secuestrado el cargamento de cocaína y con Aguilera y su cómplice detenidos, la Policía de Salta junto con personal de Gendarmería lograron detener a otros tres integrantes de la banda, oriundos de la ciudad de Orán, los cuales habían abandonado uno de los vehículos en fuga durante la persecución días atrás.

A raíz de estos arrestos, durante la noche de ayer y la madrugada de hoy se efectuaron 10 allanamientos en predios y domicilios de Orán, donde se incautaron otros 13,607 kilos de cocaína con los mismos logotipos que presentaba el cargamento de 359 kilos hallado el 19 de mayo. También se secuestraron tres rodados, una motocicleta, dinero extranjero de curso en la República Popular China, pasajes y pasaportes de ciudadanos de origen chino.

FUENTE: Prensa Ministerio de Seguridad de la Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *