Rescate en la Cueva de Tailandia: qué se sabe hasta ahora de este dramático caso.

La noticia generó tensión y curiosidad en todo el mundo. Thailandia es un país maravilloso para los amantes del turismo de aventura, de las buenas playas y de la Naturaleza. Las trece personas, 12 adolescentes y su entrenador de fútbol, que habían quedado atrapadas en una cueva inundada al norte de Thailandia, fueron halladas con vida. Sin embargo, aún resta un complicado proceso para rescatarlos, por lo que las autoridades mantienen la calma para tranquilizar a las familias que aguardan desesperadas reencontrarse con los menores. El 8 de julio se informó que cuatro de los niños habían sido rescatados y está en marcha un plan de emergencia para rescatar a las 9 personas restantes, ante la posibilidad de que las lluvias inunden totalmente la cueva e impida su salida.

Cómo se inició la aventura?

El 23 de junio, los doce adolescentes locales de entre 11 y 16 años que integraban un equipo de fútbol, junto a su entrenador, decidieron explorar el complejo de cuevas Tham Luang. En medio de la excursión, se desató una tormenta que inundó el lugar y los dejó atrapados. Los rescatistas pudieron comprobar que estaban allí dado que en la puerta del lugar fueron encontradas sus bicicletas. Al parecer fueron sorprendidos por la subida del nivel del agua y tuvieron que entrar cada vez más profundo en la cueva, que tiene más de 10 kilómetros de largo.

Cómo es la cueva en la que quedaron atrapados?

 

¿Cuántos días hace que están en la cueva?

Los menores, de entre 11 y 16 años y su entrenador, se internaron en la cueva Tham Luang en Chiang Rai, norte de Tailandia, el pasado día 23 de junio. Las lluvias que cayeron sobre la zona comenzaron a inundar la cueva y les cortó la salida. Tras 9 días desaparecidos, dos buzos británicos, que forman parte del equipo internacional de rescate, los encontraron con vida y a salvo en una especie de isla seca, a unos 4 kilómetros de la entrada de las grutas.

El grupo quedó varado en un punto alto de la cueva, pero con el agua elevándose a su alrededor. Los responsables del operativo decidieron que no se podía esperar más. Estuvieron diez días sin comida suficiente ni agua. Durante toda esa vigilia, alrededor del lugar los familiares y los seres queridos de los desaparecidos rezaron para dar con ellos y lloraron de tristeza ante la posibilidad de no encontrarlos con vida.

¿Cuándo y cómo fueron encontrados?

Fue recién ayer que los socorristas tailandeses, con ayuda de especialistas internacionales, dieron con los chicos y su entrenador, de 25 años, refugiados sobre una roca elevada a unos 4 kilómetros de la entrada. No bien dieron con ellos, la salud del grupo fue controlada por equipos médicos que confirmaron que los chicos presentan heridas leves.

¿Por qué no será fácil sacarlos de allí?

Si bien es un alivio haberlos encontrado con vida, los 13 están debilitados por la falta de alimentación, por lo que lo primero es ayudarlos a recuperar fuerza. Por eso, les fueron enviados geles energéticos y medicamentos. Primero deberán incrementar su vitalidad y luego recibirán instrucciones de los socorristas.

¿Cómo sigue el operativo?

Los socorristas deben decidir la mejor forma de rescatar al grupo. Una de las opciones que se maneja es esperar hasta que baje el nivel del agua; la otra, enseñarles a usar equipo de buceo para salir de la cueva inundada. “Si me preguntan ahora, cuando estamos evaluando aún todas las posibilidades, les diré que no creo que vuelvan pronto a casa”, dijo el gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn. Las autoridades también quieren bombear fuera toda el agua que sea posible y después rescatarlos. Una opción distinta sería encontrar otras entradas a la cueva.

¿Cuáles fueron sus primeras palabras tras ser encontrados?

Encontraron a los chicos atrapados en la cueva de Tailandia. En el instante en que uno de los rescatistas británicos consigue ver a los adolescentes, comienza un corto diálogo para llevarles tranquilidad. “¿Cuántos son?”, pregunta el especialista a uno a los adolescentes. “Trece”, responde. “Fantástico”, celebra el hombre. “Diles a los buzos que tenemos mucha hambre”, pide uno de los jóvenes en un dialecto del norte de Tailandia a otro, que habla inglés. “Sí, ya se lo dije”, responde. “Ya lo saben”. Después, los chicos preguntan cuándo serán sacados de allí y el socorrista asegura: “Hoy no, pero somos muchos y muchos son los que vendrán”.

¿Cuánto afectó a la zona lo ocurrido con los chicos?

Para ayudar en el operativo, más de un centenar de agricultores accedió a sacrificar sus tierras de cultivo. Los trabajadores de la tierra de la provincia de Chiang Rai, ubicada a 1000 kilómetros al norte de Bangkok, aceptaron que los rescatistas aneguen sus campos para facilitar las tareas.  “Estamos dispuestos a dejar que el agua inunde nuestras cosechas si así se puede rescatar a los 13 miembros del equipo de fútbol”, dijo Sukchai Chariangprasert, el representante de los agricultores, dueños de campos de arroz que cubren un área de 2,2 kilómetros cuadrados.

FUENTES: Diarios Clarín, La Nación y Agencia ANSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *