Incautan más de 70 kilos de cocaína y desarticulan una organización delictiva familiar

Tres hombres y tres mujeres de nacionalidad peruana fueron detenidos como resultado de siete allanamientos simultáneos realizados anoche en diferentes barrios de la capital provincial.
La banda, liderada por un joven de 22 años, se dedicaba a la comercialización de estupefacientes en Córdoba. Los gendarmes secuestraron prensas hidráulicas, balanzas de precisión, diferentes sustancias para el estiramiento de la droga, armas, más de 3 millones de dinero en efectivo, máquinas cuenta billetes, vehículos entre otros elementos de interés a la causa.

Gendarmería Nacional, en el marco de la lucha contra el narcotráfico llevado adelante por el Ministerio de Seguridad de la Nación, desarticuló una organización integrada por una familia de nacionalidad peruana que estiraban, fraccionaban y comercializaban estupefacientes. Se llevaron a cabo múltiples allanamientos en viviendas ubicadas en los barrios Don Bosco, Granja de Funes, Argüello, Alberdi, San Martín y Villa Martínez de la ciudad de Córdoba.

Por disposición del Juzgado Federal Nro 1 de Córdoba, a cargo del Dr. Ricardo Bustos Fierro, Secretaría Penal a cargo del Dr. Facundo Troncoso; y tras un año de tareas de investigación efectuadas por integrantes del Centro de Reunión de Información “Córdoba”, personal de Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de “Córdoba”, Escuadrón Núcleo de la Agrupación XX y el Destacamento Móvil 3 “Sargento Ayudante Ramón Gumercindo Acosta” dependientes del Comando de Región III de Gendarmería Nacional, allanaron siete domicilios donde los miembros de una familia acopiaba, estiraba, fraccionaba y comercializaba droga.  Como consecuencia los funcionarios decomisaron 72 kilos 149 gramos de cocaína, dos armas sin documentación que avale su legal portación y tenencia, municiones de diferentes calibres, tres automóviles, tres motos, 3.800.000 de pesos argentinos y 36.000 dólares estadounidenses, elementos de corte, prensas hidráulicas, balanzas eléctricas, máquinas cuenta billetes, joyas, dispositivos móviles, y documentación.

Esta investigación se inició el año pasado, y durante el desarrollo se fueron identificando lugares donde la organización acopiaba, estiraba, fraccionaba y las bocas de expendio para la comercialización del estupefaciente. La banda está liderada por un ciudadano de 22 años, y participaban la abuela, la madre, el suegro, un tío y demás parientes involucrados que desempeñaban acciones ilegales.

El Magistrado interviniente dispuso el secuestro de todos los elementos hallados y que las seis personas queden detenidas.

FUENTE: Prensa de Gendarmería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *