LOS RESTOS DEL CABO JUAN ADOLFO ROMERO FUERON TRASLADADOS A UN MAUSOLEO EN EL ESCUADRÓN 52 «TARTAGAL»

En una emotiva ceremonia realizada el 23 de julio en el Escuadrón 52 «Tartagal», los restos mortales del Héroe Gendarme fueron depositados en un Mausoleo dentro de una Unidad de Gendarmería Nacional Argentina. El hecho es un justo homenaje al joven Gendarme Juan Adolfo Romero, que fuera asesinado el 18 de Abril de 1964 en las inmediaciones de Orán, en un enfrentamiento con terroristas del Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP) durante la Operación «Santa Rosa».

La ceremonia contó con la presencia de su hermano, Luis Palavecino y sus sobrinos Santiago Adolfo Romero y José Alfredo Ponce, del Intendente de Tartagal Eduardo Leavy, del Subdirector de Gendarmería Nacional Cte Grl Ernesto Oscar Robino, del Jefe de Región IV Cte Grl Marco Antonio del Castillo, el Jefe de Agrupación Salta Cte My Pablo Gigena, el Jefe del Escuadrón 52 “Tartagal” Cte Pr Javier Ferreira, además de Oficiales y Suboficiales representantes de Unidades de la provincia, personal Retirado y Pensionadas de la región.  Además estuvieron presentes integrantes de la patrulla de la denominada “Operación Santa Rosa”, en la que el Cabo Romero ofrendó su vida en cumplimiento de la misión asignada y en defensa de la Patria.

Qué era el Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP)

El EGP fue la primer experiencia cubana de infiltración armada en Argentina, que también tuvo su intento de expansión en otros países latinos como por ejemplo Bolivia, con una fugaz aparición entre abril de 1963 y marzo de 1964.  Se asentaron en la zona de Orán (Salta) y fue el primer grupo netamente marxista planificado por Ernesto «Che» Guevara, con el apoyo de la dirigencia cubana.  La idea del «Che» era expandir la revolución cubana a la Argentina y el líder en el país fue el periodista Jorge Ricardo Masetti, alias «Comandante Segundo».  Junto con Rodolfo Walsh, Masetti fue fundador de la agencia de noticias internacionales “Prensa Latina”, con sede en La Habana.

El grupo era integrado además,  por estudiantes de la Federación Juvenil Comunista, algunos comandos revolucionarios creados por John William Cook y varios oficiales del Ejército cubano como Horacio “Hermes” Peña Torres, Abelardo Ibarra y José María Martínez Tamayo, quienes ingresaron por Bolivia a Argentina el 21 de junio de 1963 en la Operación «Penélope».

El EGP fue una realidad efímera. Ante la denuncia de elementos armados en la zona realizadas por la población civil, la Justicia Federal actuó y a través de Gendarmería y la PFA, lograron desbaratar su penetración en la República Argentina. Esa operación fue denominada «Santa Rosa» y en su desarrollo  muere el Gendarme Juan Adolfo Romero.  Entre el armamento secuestrado a los detenidos había fusiles FAL de origen belga adquiridos por Cuba, pruebas que demostraron su participación en el hecho.

El traslado de los restos del Gendarme Juan Adolfo Romero (ascendido post mortem al grado de Cabo), es un justo homenaje a este joven servidor del pueblo argentino, que murió defendiendo a nuestro país.

FUENTE: Propias y Prensa local

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *