Un Gendarme Pionero que dejó un valioso legado en Bariloche

El Suboficial Mayor José Antonio De Nicola (retirado y ya fallecido),  llegó en 1947 al Escuadrón 37 “José de San Martin”, en la provincia del Chubut. Posteriormente pasó a la provincia de Río Negro, en la Sección Especial de Seguridad en la Isla Huemul. Conoció a su esposa en Carrenleufú, donde fundó una pequeña escuela y en 1951 contrae matrimonio en Esquel. De esa familia surgen dos hijos, uno de los cuales es el Ingeniero Juan Manuel De Nicola, quien está radicado en San Carlos de Bariloche donde desarrolló su tarea profesional.  Este destacado ciudadano barilochense es hijo de ese gran Gendarme que fue el Suboficial Mayor José Antonio De Nicola, que durante su vida en actividad y ya retirado, continuó trabajando en múltiples obras en la comunidad local.

Entre esas actividades, citamos que fue Presidente del Tiro Federal de la ciudad, Presidente del Centro de Suboficiales Retirados, participante activo en comisiones de trabajos de deportes municipales y por todas las cosas, un gran trabajador de la comunidad a la cual sirvió como Gendarme.

Para conocer más sobre la vida del Suboficial Mayor José Antonio De Nicola, entrevistamos a su hijo Juan Manuel De Nicola. Con una trayectoria amplia, formó parte de equipos de trabajo en el Centro Atómico Bariloche y el Instituto Balseiro. Con los mismos principios transmitidos por su padre, comparte con nosotros los recuerdos sobre su destacado padre:

¿DÓNDE NACIÓ SU PADRE Y CÓMO ESTABA CONFORMADA SU FAMILIA? 

Mi padre nació en Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires. Comenzó cumpliendo funciones dependiendo del Escuadrón 37 “José de San Martin” en la provincia del Chubut en 1947. Luego fue trasladado en 1951 para formar parte de la Sección Especial de Seguridad en la Isla Huemul. Celebran matrimonio en ese año, con mi madre nacida en Capital Federal. Se conocen  en el paraje Carrenleufú, provincia del Chubut y tuvieron dos hijos (mi hermana y yo), estableciendo nuestra familia en Bariloche.

¿QUÉ RECUERDOS TIENE DE SU INFANCIA?

La infancia estuvo dedicada al aprendizaje escolar, en un Bariloche mucho más pequeño y tranquilo para el juego de los niños, que hoy día. Muchas tardes, pasábamos esperando a nuestro padre, en instalaciones del Escuadrón, donde conocimos y participamos de las vivencias de muchos camaradas de mi padre.

¿CÓMO FUE SU INFANCIA Y DÓNDE REALIZÓ SUS ESTUDIOS PRIMARIOS Y SECUNDARIOS?

Los estudios fueron completados en escuelas públicas de la ciudad y Escuela Técnica, donde se podía ir y volver caminando diariamente.

¿QUÉ RECUERDOS TIENE DEL TRABAJO DE SU PADRE EN AQUELLA ÉPOCA?

Mi padre cumplía funciones de Encargado de Escuadrón, por lo que, durante todo el día, desarrollaba actividades en el mismo. Al concluir sus actividades diarias, se dedicaba a sus obligaciones familiares y dedicación al Tiro federal Bariloche, como dije antes.

USTED ES INGENIERO. ¿DÓNDE ESTUDIÓ SU CARRERA?

La familia con esfuerzo, me dio la oportunidad de estudiar en la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca, desde 1972 a 1979. Era el lugar más cercano en aquella época, para cumplir con una carrera de ingeniería completa, en este caso Ingeniería Industrial.

¿CUÁLES FUERON SUS PRIMEROS TRABAJOS COMO PROFESIONAL?

Tuve la oportunidad de realizar mi trabajo final de especialización de la carrera en INVAP SE, empresa que llevaba tres años desde su creación. Esa actividad me relacionó casi de inmediato con el Centro Atómico Bariloche. Apenas concluidos mis estudios, pude comenzar mis primeras experiencias laborales en el área de materiales de la Institución. Durante diez años di clases en cátedras de la carrera de Ingeniería Nuclear del Instituto Balseiro. Luego participo hasta la fecha como Jefe de Mantenimiento en las instalaciones del Reactor RA 6. Desde hace veinticinco años estoy como responsable de la infraestructura y servicios del Centro Atómico, donde acumulé más de treinta y ocho años de actividad.

SU PADRE FUE UN GENDARME QUE SE DESTACÓ POR SU TRABAJO EN LA COMUNIDAD DE SAN CARLOS DE BARILOCHE. ¿QUÉ RECUERDA DE ESA ETAPA?

La responsabilidad, compromiso incansable y mirada positiva, fue de mucha utilidad para todas las instituciones donde trabajó. Expresiones de la comunidad, que valoraron y agradecieron todo el aporte logrado. Quizás la mayor transcendencia estuvo en los años entregados al Tiro Federal Bariloche, su pasión, y lograr un edificio propio para el Centro de Suboficiales de Gendarmería, en pleno centro de la ciudad. Con una fe inquebrantable, sortearon todas las dificultades en conjunto con camaradas de su época. También se insertó y aportó trabajos en cooperadoras escolares y comisiones de trabajo con fines deportivos, convocadas por distintas administraciones municipales de la ciudad.

¿QUÉ REFLEXIONES LE MERECE HOY, LA TAREA DEL GENDARME?

Como en su tiempo, el Gendarme siempre es muy bien reconocido en el interior del país, por la ayuda e inserción con la comunidad. Estimo que esos valores nunca se debieran perder. La demostración y práctica de los valores nacionales, que siempre demostró, son principios que generan orgullo, a todos los integrantes de la Fuerza.

¿QUÉ RECUERDOS TIENE DE SU PADRE COMO “GENDARME DOCENTE”?

Mis padres, si bien eran nacidos en Buenos Aires – en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mi madre y en Chivilcoy, mi padre -, se conocieron en Carrenleufú (Provincia del Chubut) donde Gendarmería actualmente cumple actividades fronterizas a la vera del Río Encuentro.  Contraen matrimonio en la ciudad de Esquel en el año 1951. Desde aquellas épocas y hasta la fecha, las comunidades argentina y chilena comparten logros y necesidades para avanzar diariamente.  En 1947 mi padre vio que la población no contaba con una escuela y por ese motivo, decide acondicionar una pequeña construcción de madera para iniciar a niños de la zona, con la lectura y escritura. Por ese motivo, la Municipalidad de Carrenleufú en el acto de su 33° aniversario realizado el 26 de enero pasado, decide asignar el nombre de José Antonio De Nicola a la Biblioteca Popular, en su homenaje.

FUENTE: Ingeniero Juan Manuel De Nicola.                                                                              Fotos: Reseña histórica  preparada por una de las nietas del Suboficial Mayor Antonio De Nicola,  en oportunidad del acto en Carrenleufú.

3 Comentarios en “Un Gendarme Pionero que dejó un valioso legado en Bariloche”

  1. Excelente, cómo siempre, muy buen información, gracias y sigue así que tus lectores te seguimos en cada edición.

  2. ¡ SALUDO UNO ! SEÑOR SUBOFICIAL MAYOR D ANTONIO DE NICOLA… ¡ PRESENTE ! LOS SERES HUMANOS COMO USTED, NO MUEREN…VIVEN EN EL RECUERDO DE QUIENES LO CONOCIERON EN LO PERSONAL Y A TRAVES DE SUS OBRAS, EN BENEFICIO DEL PROJIMO. DONDE NO HAY UNA ESCUELA, NO HAY FUTURO…Y USTED HIZO LA ESCUELA Y FUE SU PRIMER MAESTRO. ¡¡ EL MAESTRO GENDARME !! LA PLUMA, EL CUADERNO Y LOS LIBROS, FUERON SUS ARMAS Y SUS SOLDADOS SUS ALUMNOS. ALLI, EN ESE CAMPO DE COMBATE, LIBRO USTED SU LUCHA, MOTIVADO POR SUS IDEALES. AMEN ¡ SALUDO DOS !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *