ANÉCDOTAS DE OPERACIONES

En la geografía de los recuerdos, por nuestro extenso trajinar por las fronteras Patrias, inevitablemente surgen innumerables acontecimientos. Hoy rescato un hecho real, convertido en anécdota: Corría el año 1978, la situación en el país no era precisamente de lo mejor, por un lado, la subversión que continuaba con sus desmanes y por el otro las tensas relaciones con el país trasandino que presagiaban un final poco feliz, en esas circunstancias el Jefe de la 5ta Región Sur –Cte. Grl. RIPOLL NAVONE- recibe la orden de alistar una columna de camiones  de todo el despliegue (Neuquén, Rio Negro, Chubut y Santa Cruz) y que se dirigieran a la Capital Federal a los fines de recibir dotación de efectos destinadas a todas las áreas.

El cumplimiento de la orden se efectúa con la denominación de “OPERATIVO YACARE” y se designa como Jefe de la misma a un Oficial del Escalafón Profesional, quien manifiesta interpretar que por las características de la misión es de opinión que debería estar a cargo de un hombre del Cuerpo de Comando y recibe como respuesta: “Si su Jefe de Región dice que va Ud. la orden no se cuestiona”

Al efectuar  la presentación ante el Director Logístico le comunican que se van a agregar  varios vehículos más a la columna ya que habían ingresado gran cantidad de nuevos  elementos, entre ellos el armamento conocido como BATAN 70 (Calibre 12/70); ante el giro de la situación original  e imperante se solicita que un arma de esas características sea asignada a cada acompañante  del conductor para en el caso de un ataque se pueda responder en mejores condiciones – ya que el armamento que portaba todo el personal era de solo una pistola Ballester Molina, el pedido es satisfecho de inmediato, pero al preguntar  qué cantidad de munición seria asignada, la respuesta es increíble:” Ninguna, la munición se envía vía aérea”.

Debe ser el único caso, en que una importante columna de transporte, con una valiosa carga, recorrió miles de kilómetros, en este caso por la región patagónica, en la que la seguridad estuvo presentada en forma excelente, por gendarmes que hacían ostentación de un arma en forma envidiable, pero que no contenían un solo proyectil.  Pensaba no mencionar al jefe del Operativo, pero para validar lo expresado lo digo: Fue quien termina de efectuar este relato.

Por el Comandante Mayor (R) Justo Cóceres

Foto ilustrativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *