Diez Cascos Azules de Chad integrantes de la Misión de la ONU en Mali, fueron muertos en un ataque

Diez cascos azules chadianos murieron este domingo y al menos 25 resultaron heridos en un ataque 
 Los miembros del Consejo de Seguridad emitieron un comunicado de rechazo enérgico al atentado y conminaron al Gobierno de Mali a abrir una investigación para llevar a los responsables antes la justicia, pues consideró que los ataques contra el personal de mantenimiento de la paz pueden constituir crímenes de guerra en virtud del derecho internacional.  Además, Guterres llamó a las autoridades malienses y a los grupos armados que firmaron la paz con el Gobierno a trabajar para identificar a los responsables para que puedan ser llevados ante la Justicia cuanto antes.

El secretario general de la ONU recordó que los ataques contra cascos azules de la organización pueden constituir crímenes de guerra bajo la legislación internacional y dejó claro que este tipo de acciones no harán a Naciones Unidas reducir sus esfuerzos para estabilizar Mali.  Según la Minusma, el atentado contra su base en Aguelhok fue un “ataque complejo” llevado a cabo por numerosos terroristas llegados por sorpresa a bordo de varios vehículos armados.  Guterres explicó que los cascos azules respondieron con firmeza y mataron a varios de los atacantes.

De todas las misiones de paz de la ONU en el mundo, la Minusma es la más mortífera desde su creación en 2012: en 2017 el número de cascos azules muertos fue de 21.  Además de la Minusma, los distintos grupos terroristas en Mali atacan con frecuencia a las fuerzas armadas de su país, y todo ello se superpone con crecientes conflictos armados entre grupos por tensiones étnicas o por el control de la tierra.  En este contexto, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU emitieron un comunicado de condena “enérgica” por el ataque perpetrado contra el campamento de la Minusma.

Los miembros del Consejo de Seguridad expresaron sus más profundas condolencias y apoyo a las familias de las víctimas, así como al Gobierno del Chad y a la Minusma y desearon una rápida y completa recuperación a los heridos.  El Consejo de Seguridad pidió al Gobierno de Mali que investigue rápidamenteeste ataque y que lleve a los responsables ante la justicia.

Subrayó que los ataques dirigidos contra el personal de mantenimiento de la paz pueden constituir crímenes de guerra en virtud del derecho internacional. Los miembros del Consejo de Seguridad reafirmaron que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las amenazas más graves para la paz y la seguridad internacionales, y subrayaron la necesidad de llevar ante la justicia a los involucrados en estos actos de terrorismo.

FUENTE: Diario El Mundo (España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *