Las vivencias de un Observador Militar, al regresar a su Zona de Misión 28 años después

El Coronel ® Eduardo Cundins se desempeñó como Observador Militar en la MISIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL REFERÉNDUM DEL SÁHARA OCCIDENTAL (MINURSO) durante el año 1991, es decir 28 años atrás. Desde hace 11 años, lleva adelante el Programa de Radio “Cascos Azules, argentinos por el mundo en misión de paz”, que se emite por FM Soldados y que se comparte en todo el mundo a través de las redes sociales. Con esa inquietud propia de un periodista y de soldado,  el año pasado visitó al Contingente Argentino destacado en la Misión  de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia y hace pocos días regresó al Sahara Occidental.

De esa visita hablamos en esta entrevista, en la que nos cuenta qué motivaciones lo llevó a volver a su pasado como Observador Militar en Naciones Unidas (UNMO), que lo tuvo como protagonista cuando era Mayor del Ejército Argentino hace 28 años.

¿Qué características tuvo su visita a esa histórica Misión?

Volver a visitar a la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO), fue para mi un

sueño largamente perseguido. En este caso, fue una visita de cortesía, informal aunque oficializada dado que debió reunir todos los requisitos que exige Naciones Unidas para el ingreso al área de la Misión. La autorización originada en New York (Sede central de ONU), las salvaguardas para el deslinde de consecuencias ulteriores (Release from Liability, etc), documentos que debieron ser tramitados con mucha anticipación con el concurso de los asesores en el grupo permanente y la Cancillería. Consecuentemente se dio la curiosidad que tuve que disponer de los pasajes de ida y vuelta Las Palmas (Gran Canaria) El Aiún (Sahara) Las Palmas (Gran Canaria), con anticipación al resto de otros tramos.

¿Cuándo se concretó ese viaje?

La salida de Ezeiza fue el 11 de octubre, con escalas en Barcelona y Gran Canaria. El tiempo neto en la misión fue del 22 al 25 del mismo mes en 4 intensísimos días, para luego desandar el camino de regreso. Uniendo lo útil con lo agradable, inevitablemente viajé con mi esposa. Suelo bromear que ella me acompañó hasta la puerta del cementerio…pero solo hasta allí. Sin carga peyorativa para mis queridos hermanos saharauis de uno u otro lado del muro.

 Qué características tiene la Misión en la actualidad?

MINURSO es la única misión que no incluye en su mandato la protección de civiles (NR: no tiene UNPOL o Policías de Naciones Unidas). La injerencia de Marruecos como país cercano no solo a los intereses europeos sino también a los occidentales y sus potencias, ha dificultado mucho el desarrollo de una solución negociada por las partes. La otra parte no mencionada es el Frente Polisario (Frente Popular de Liberación del Saguiá el Hamra y Río de Oro), que no ha recibido el reconocimiento como Estado por muchas naciones, incluyendo Argentina.  La cuasi imposibilidad de concretar un padrón electoral de una cultura nómade, que se sintió desplazada de sus territorios pese al reconocimiento explícito de Naciones Unidas del diferendo para concretar la “libre determinación” del pueblo saharaui, hizo el resto. La Misión iniciada en 1991, languidece sin avances aparentes.

En síntesis podemos decir que el mandato de la MINURSO se ha despolitizado, se ha circunscripto ya no a llevar adelante conversaciones y acercamiento entre las partes sino a mantener el cese de las hostilidades y el monitoreo a los beligerantes. Cabe agregar que las partes deben pedir autorizaciones para entrenamientos, desplazamientos, prácticas de tiro, etc, evitando así cualquier suspicacia que suponga el inicio de una escalada del conflicto o falsas amenazas. Ese aspecto, debe de llenarnos de orgullo a los uniformados, se viene cumpliendo acabadamente.

 Cuáles son los principales focos de conflicto?

Antes, más que ahora, fueron las incursiones de un ejército informal (no les gustan ser llamados guerrilla) que es el Frente Polisario, en territorio occidental ocupado en una denominada “Marcha Verde” por el año 1975/1976. Esa “movida” terminó con la ocupación de la ex Provincia Española, que es un poco menor a la superficie de la Provincia de Buenos Aires y un poco mayor a la de Santa Cruz (266.000km2).

La solución adoptada por el Reino de Marruecos ha sido la construcción de un muro de 2.700 km de longitud formado por trabajo de tierra (arena), que evitó la obtención y el secuestro  de vehículos (muchos de ellos militares) que eran incautados para el uso por parte de las fuerzas de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática).  Uno de los momentos de tensión, se produjo con la presencia de un Ex Secretario General de las Naciones Unidas, quien en visita a la zona se refirió a “Los territorios ocupados”. Ello generó una severa protesta marroquí que hizo temer la continuidad de la Misión y hasta la expulsión de los funcionarios civiles del Staff internacional de ONU.

¿Qué actividades realizó durante su visita?

Lo mío fue una visita de cortesía, respaldatoria de la noble y desconocida función que llevan a cabo los uniformados argentinos representando a la Patria fuera de ella. Mi idea era dar con ello visibilidad a la función defensa  – contribuyente a la apertura internacional, que sostuvo el Gobierno Argentino que finaliza el 10 de diciembre.  Como saben, llevo adelante desde hace 11 años un ciclo radial y de redes sociales “Cascos Azules. Argentinos por el mundo en misión de paz” y el año pasado también visité, a mis costas, el Contingente Argentino en la Misión  de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia

¿Qué inconvenientes generales tuvo durante su visita?

Como siempre y lo he tomado de modo risueño, el ingreso por Migraciones en el Aeropuerto de El Aiún o Layounne (aquí ya se puede detectar la polémica que los divide). Una ascendencia francesa como colonia o una ascendencia española como provincia de ultramar. En un vuelo comercial de 30 minutos desde Las Palmas de Gran Canaria, no más de 20 pasajeros, entre europeos y locales ataviado a la usanza islámica; la presencia de un ex militar de Argentina, fue y sigue siendo, motivo de inquietud, de desconfianza. Tuve que pasar tres instancias, varios minutos adicionales y los recaudos de ver asentados en varias otras planillas separadas, mis datos para luego poder trasponer las puertas de acceso al hall del pequeño aeropuerto, que sigue igual en su infraestructura solo que 28 años más viejo. En lo personal, me sorprendió poderme desenvolver en inglés como única lengua de conversación, si bien, la pronunciación “poco shakespereana…” se hacía notar.

Cuál fue su agenda en esos días?

Por lo breve de la visita, el tiempo pasó en tres momentos fundamentales:

  1. Visitas de cortesía al Jefe de Misión (SRSG), Colin Stewart, es un canadiense, al Comandante de las Fuerzas Militares (Force Commander), que es un General pakistaní, a la Segundo Comandante (Deputy Force Commander) oriunda de Ghana, al Jefe de Estado Mayor (COS) que es un militar de Guinea, a la Jefa de Apoyo a la Misión y al Oficial de Prensa, al igual que al Staff de Operaciones. Con ellos hubo intercambio de presentes institucionales (de los cuales ellos guardan profunda convicción, no así de mi parte que obtuve “regalitos” de menor trascendencia y confección propia.
  2. Visitas a los Observadores Miliares argentinos Marcelo Rojas y César Scarabotti en sus lugares de trabajo y descanso, que incluyó el alojamiento en un hotel que obrara como Cuartel General (HQ) en los inicios de la misión en 1991.
  3. La visita a un Team Site, que comprometió el tercer día completo, previo al repliegue, siendo acompañado en un vuelo de Naciones Unidas (Antonov AN 26) hasta el Team Site Mahbas cerca de 500 km de la capital, repostar en la ciudad de Tindouf (Argelia) y el regreso. La visita al sitio incluyó un detallado informe de actualización de los incidentes, las amenazas, los recursos humanos y materiales con que cuenta la base y hasta los problemas logísticos y operativos, completando tan sensible momento con la realización de una patrulla corta (92 km) dentro de los itinerarios pautados para el día. Fue un volver a vivir mis tiempos de UNMO!!!!!

Las dos noches “libres” y con la disponibilidad de un vehículo oficial (Nissan Patrol) asignado al efecto, recorrimos las hoy bulliciosas calles de El Aiún, una ciudad que hace 28 años era UNA VILLA Y VIVE ESTA CRISIS de cambio de identidad y cenas en dos restaurantes modestos pero autóctonos, que fueron la retribución a mis anfitriones .

¿Cuáles fueron sus reflexiones al volver al lugar?

Como Casco Azul, la satisfacción de un soldado de ver que, con su esfuerzo, aportó algo. Yo perdí a mi madre en pleno desarrollo de la misión, debiendo volver bajo la forma de Compation Grant acompañando su agonía y fallecimiento en Buenos Aires para luego retornar a la misión,    deshecho. Como decía, que la evolución y el crecimiento local se ha debido, en parte, al esfuerzo internacional de evitar una escalada de conflicto.  Me sentí muy bien tratado no solo por el hecho de la contribución ininterrumpida del país al proceso de la misión desde sus inicios sino por la propia curiosidad que despertaba en muchos indagar a quien formó parte del primer despliegue y estuvo “at the very beggining…” (desde sus primeros inicios).

A su regreso y recordando estos días intensos, considera que logró el objetivo del viaje?

Acabadamente. Los colegas de armas argentinos se mostraron orgullosos de una presencia desde la Patria, si bien, cabe acotar, todos creían que esta “aventura” fue solventada por el Estado Nacional o por Defensa, sin reparar que fue la propia iniciativa la que afrontó los costos de estadía y viajes.  Paralelamente, el contacto con sitios “calientes” abre las perspectivas y la visión de alguien que intenta describir y colaborar para con un mundo más pacífico.

Su visita coincidió con hechos sociales en España. ¿Puede contarlos?

  1. En Barcelona, fui testigo de las protestas de los separatistas catalanes del 14 de octubre, tras que fuera dada a conocer la sentencia por la sedición y no la rebelión del gobierno encabezado por Puigdemond respaldando mis apreciaciones que fueron dadas a conocer en el sitio www.cascosazules.com.ar y todas las redes que la complementan sobre la frivolidad, el veddetismo y veleidad. Así como la marcha del 27 de octubre de los “Constitucionalistas” que, en oposición a la consignan propugnaban: “Porqué somos catalanes…somos españoles”…realmente muy tocante, ser testigo de estos acontecimientos.
  2. En Gran Canaria, pude conocer y actualizar la vigencia de lugares icónicos como el Hotel Madrid de las Palmas, que fuera primera escala de Francisco Franco desde El Aiún en su marcha sobre Madrid dando inicio a la Guerra Civil Española como la Casa de Colón: “Primera escala” también en su conocido viaje a la Américas de 1492. Asimismo, Arguineguín, “nuevo” puerto “elegido” por los balseros africanos para su escape de África ya no por el Mediterráneo sino por el Atlántico.

Reflexiones Finales:

Como reflexión final, puedo agregar que fue muy grato saber del interés de los jóvenes Oficiales sobre las condiciones de vida y el quehacer de aquellos “pioneros” (Me sobra el mote.. no creo merecerlo), requiriéndome fotos de aquellos tiempos. Es imprescindible dar a conocer estas historias, porque nada se puede esperar. La política se encierra en su propio laberinto y en valores muy distantes a la nobleza de un servidor público que, justamente, no reclama conocimiento sino…reconocimiento, sabiendo que solo se ama a lo que se conoce y solo se defiende lo que se ama.

Por todo ello, gracias por difundir estas pinceladas.

2 Comentarios en “Las vivencias de un Observador Militar, al regresar a su Zona de Misión 28 años después”

  1. Debo reconocer que sin los auspicios directos de SMSV, Fundación IAF, MUPIM e IOSFA en indirectamente los de GNA, EMCO, EMGE, EMGARA y EMGFAA la cobertura de este evento hubiera sido imposible. Mi Agradecimiento.
    Eduardo Cundins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *