SE CUMPLEN 28 AÑOS DEL INICIO DE LA PARTICIPACIÓN DE LA GENDARMERÍA NACIONAL EN LA MISIÓN DE PAZ EN LA EX YUGOSLAVIA

El día 11 de Marzo de 1992, la Gendarmería Nacional Argentina iniciaba su participación en la Misión UNPROFOR I de las Naciones Unidas en la Ex Yugoslavia. Ese día, partían desde Buenos Aires 28 Gendarmes al mando del Segundo Comandante Rosalío Báez, sumándose al esfuerzo mundial encabezado por las Naciones Unidas para pacificar la zona de los Balcanes.

Para rescatar ese hecho histórico, invitamos a nuestros lectores a compartir la entrevista radial realizada al entonces Segundo Comandante Rosalío Báez, quien fuera el Jefe de ese histórico Contingente. La entrevista se emitirá el día 16 de marzo entre las 20 y 21 horas, en el Programa de Radio “Cascos Azules”, que se emite a todo el mundo a través de internet por FM “Soldados”. Compartimos, además, las experiencias vividas por dos de sus protagonistas, los hoy Suboficiales Mayores Juan Carlos REYNA y Claudio Gerardo BALLÓN, quienes como jóvenes suboficiales tuvieron la experiencia de vivir situaciones difíciles pero sortearon todos los obstáculos.

Uno de ellos nos hizo emocionar con la anécdota del 2 de abril de 1992, celebrado en Belgrado a orillas del Río Danubio, mientras que el otro protagonista cuenta cómo crearon el brazalete que, con la Bandera Argentina, la identificación de la Gendarmería Nacional Argentina y el emblema de la ONU, identifican hoy a los Gendarmes argentinos en todo el mundo.

Un poco de historia de la zona de la Misión

UNPROFOR es la sigla en inglés de Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (United Nations Protection Force), la primera fuerza de mantenimiento de la Paz en Croacia y Bosnia Herzegovina durante las guerras de Yugoslavia. Existió entre el comienzo de la participación de la ONU en febrero de 1992, y su reestructuración en otras fuerzas en marzo de 1995. La UNPROFOR estuvo compuesta por unas 39. 000 personas, 320 de las cuales murieron durante el desarrollo de la Misión. Los países que aportaron efectivo para la conformación de esta Fuerza de Paz fueron Argentina, Bangladesh, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, República Checa, Dinamarca, Egipto, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Ghana, India, Indonesia, Irlanda, Italia, Jordania, Kenia, Lituania, Malasia, Nepal, Holanda, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Pakistán, Polonia, Portugal, Rusia, Suecia, Suiza, Túnez, Turquía, Ucrania, Reino Unido y Venezuela.

El Consejo de Seguridad por Resolución 743 del 21 de febrero de 1992, decidió establecer una Operación de Mantenimiento de la Paz como “mecanismo provisional que permita crear las condiciones de paz y seguridad necesarias para la negociación de un arreglo global de la crisis de Yugoslavia». La operación se conocería como Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR).  Inicialmente, UNPROFOR se estableció por un período de 12 meses, que fue prolongado en diversas oportunidades hasta el 31 de marzo de 1995.

Integrantes de la Primera Misión, desplegados en la Ex Yugoslavia desde marzo 1992/1993, con sus grados en el momento del despliegue

  1. 2do Cte Rosalío BAEZ
  2. 1er Alf César Guillermo ZORZENON
  3. 1er Alf Hugo Daniel TABARES
  4. 1er Alf Tirso Román CAMPOS
  5. Alférez Nicolás Alfredo STEIN
  6. Sarg 1ro Mario Rubén IRALA
  7. Sarg 1ro Gerardo LUCCHINI
  8. Sargento Leonardo Pedro GONZALEZ (No está en la foto)
  9. Sargento Manuel Ramón Machado
  10. Cabo 1ro Ramón Carmelo PINEDA
  11. Cabo 1ro Francisco del Valle VEGA
  12. Cabo 1ro Adolfo Delfín BENEGAS
  13. Cabo 1ro Rubén AGUILERA
  14. Cabo 1ro Víctor AGUIRRE
  15. Cabo 1ro Raúl Alberto CANTERO
  16. Cabo 1ro Juan Carlos REYNA
  17. Cabo 1ro Héctor Remigio PAVÓN
  18. Cabo 1ro Candelario Heriberto AGUIRRE
  19. Cabo 1ro Luis Enrique ZABALETA
  20. Cabo 1ro Alberto FABIÁN
  21. Cabo 1ro Juan Antonio NICOLETTI
  22. Cabo 1ro Claudio Gerardo BALLÓN
  23. Cabo 1ro José Benito SUAREZ
  24. Cabo 1ro Hugo César VASQUEZ
  25. Cabo 1ro Juan Arcilio GOMEZ
  26. Cabo 1ro Rubén Eliseo SOSA
  27. Cabo 1ro Benigno GONZALEZ
  28. Cabo 1ro Oscar NUÑEZ
  29. Cabo 1ro Eduardo Eugenio SZYMCZAK
  30. Cabo 1ro Oscar ESCOBAR

El relato de sus protagonistas

De los varios testimonios recogidos, rescatamos los siguientes: el del entonces Cabo 1ro Juan Carlos REYNA, hoy Suboficial Mayor y del Cabo 1ro Claudio Gerardo BALLÓN, también Suboficial Mayor. Sus relatos dejan al descubierto la vivencia de los Gendarmes en aquella situación y demuestran, una vez más, el siempre presente sentido de amor a la Patria y la iniciativa que caracteriza a los integrantes de la Fuerza, entre quienes sumamos hoy la experiencia de nuestras jóvenes Oficiales y Suboficiales femeninos.

“Apelando al recuerdo y una que otra anotación rudimentaria por ahí, le comento que efectivamente, viajamos el 11 de marzo de 1992”, dice Reyna. “Ese día, 28 gendarmes, todos juntos, abordamos el vuelo de la Línea Aérea Lufthansa a las 18,00 horas desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con primer destino Frankfurt (Alemania), donde hicimos nuestra primera escala de varias horas de espera.

Aún faltaba completar el Contingente Argentino con dos gendarmes, quienes no pudieron finalizar los trámites administrativos de rigor y que luego, en el mes de abril o mayo, lo hicieron embarcados en el vuelo que arribó al área de misión con integrantes del Ejército Argentino que recibió el nombre de “BEA 1”. Esos Suboficiales fueron Heriberto Aguirre y Hugo Vásquez.

Posteriormente, abordamos el vuelo desde la ciudad alemana hasta Zurich (Suiza). Otra vez aquí hicimos escala esperando abordar durante la noche del 12 de marzo, el vuelo que finalmente nos llevaría a la ciudad de Belgrado. Si bien éramos unos de los primeros Contingentes en arribar, cuando lo hicimos ya se encontraban los soldados del Ejército Sueco, quienes nos guiaron y escoltaron hasta el Hotel “Yugoslavia”, lugar donde permaneceríamos por el lapso de algo más de dos semanas.

Un 2 de Abril diferente

La demora en nuestro despliegue respondía a la situación beligerante que acontecía en el área de conflicto. En esos días se habían violado ciertos acuerdos, muy precarios en ese entonces, del cese de fuego. Ahí vivimos un hecho muy emotivo. El 2 de abril de ese año (1992), nuestro Jefe de Contingente, el Segundo Comandante Rosalío Báez, nos hizo formar en la ribera de uno de los brazos del Río Danubio, que estaba contiguo al hotel. Luego de saludarnos y dirigirse a todos nosotros con mucha solemnidad por lo que estábamos conmemorando, entonamos a viva voz nuestro Himno Nacional Argentino.

Luego de estos hechos, abordamos un ómnibus de color blanco y enarbolando en la parte superior externa, al frente, lado del conductor una gran bandera de Naciones Unidas, nos dirigimos por fin a cumplir efectivamente con nuestra Misión. La autopista que une Belgrado con Zagreb, en ese entonces se encontraba cortada por los enfrentamientos entre croatas y serbios, así que lo más aconsejable en ese momento era tomar la ruta que daba más vueltas pero que ofrecía mayor recaudo: la ruta por Bosnia y Herzegovina.

En una primera etapa, esa noche pernoctamos en Banja Luka. Aún reinaba la paz en esa región y la guerra ahí era una cuestión de futuro. Al día siguiente nos adentramos en plena área de conflicto. La algarabía que había sido protagonista en el gran trayecto que llevábamos recorrido, había mutado al asombro cuando comenzábamos a ver diferentes posiciones de combate a lo largo de este último trayecto del viaje. Podía apreciarse inclusive el campo donde efectivamente habían combatido. Particularmente, pude ver restos de uniformes y diferentes posiciones abandonadas. Si bien estábamos tentados en registrar mediante cámaras fotográficas cada detalle, el Oficial del Ejército Federal Yugoslavo, que nos acompañó en todo el trayecto de esta odisea, nos recomendó que no lo hiciéramos.

Al llegar al Río Sava, el puente había sido literalmente volado. Un serpenteante camino alternativo nos puso en territorio croata. En proximidades a la ciudad de Novska, se había establecido una especie de frontera determinada por las partes. Aquí formamos dos columnas. Un soldado delante nuestro iba abriendo las minas colocadas en el asfalto y otro las cerraba por detrás, mientras íbamos dejando territorio de dominio serbio. Recuerdo que del otro lado se encontraban corresponsales de muchos países que junto a los carteles de Dobro Dosli de la población croata, también nos daban la bienvenida.

Recuerdo que ahí nos quedamos por un tiempo estacionados, esperando que nos transportaran hasta el Hotel “Termal” en la ciudad de Daruvar, donde finalmente nos establecimos y nos reorganizamos para brindar nuestros servicios en el Sector “Oeste” de esa Misión. Mientras esperábamos, preparamos nuestro tradicional mate y las cámaras nos enfocaban. Luego de darle un sorbo, nos enfocaban la cara como si esperaran alguna reacción. No tardamos en explicar lo concerniente a nuestro mate criollo y nuestra costumbre y más de un avezado periodista corresponsal de guerra, se prendió a degustar un amargo. Así fue como logramos introducirnos a la primera misión de UNPROFOR en la recordada Yugoslavia. El desarrollo de la Misión en los próximos meses, fue otra historia.

La creación del Brazalete de Identificación Nacional, hoy usado en todas las Misiones

La creación del Brazalete de Naciones Unidas, con la Bandera Argentina y la identificación de la Gendarmería Nacional Argentina por parte de los Gendarmes destacados en la Misión de Paz UNPROFOR en los años 1992 hasta 1993, tuvo un origen muy particular.

Para rescatar esta hitoria, el hoy Suboficial Mayor Claudio Gerardo BALLÓN cuenta cómo fueron las circunstancias que dieron lugar a la creación del Brazalete que los identificara,  con la Bandera Nacional Argentina y la identificación de la Fuerza de pertenencia.

“Recordando esa gran experiencia a nivel internacional, que vive un Águila de la Frontera, al prestar servicio en una Misión de Paz en el marco de las Naciones Unidas, decididamente tomé la decisión de redactar, lo anecdótico de cómo nació el uso del “Brazalete” que se usó en el uniforme, por el personal destacado en el área de misión de la ex–Rep. de Yugoslavia desde el año 1992 al año 1993.

Al ser el primer contingente de 30 hombres (5 Oficiales y 25 Suboficiales), comisionado a los Balcanes al mando en ese entonces del 2do Cte D Rosalío Báez, el uniforme provisto para la misma tenía un brazalete verde-oliva con dos bananitas cuyas leyendas decían “GENDARMERIA NACIONAL” y “ARGENTINA” respectivamente.  El contingente estuvo los primeros 20 días residiendo en Belgrado, Capital de la República de Serbia y una vez que la ONU desarrolló  su plan de trabajo, la totalidad del personal fue trasladado al “Sector Este”, territorio de la República de Croacia. Nos alojamos en un hotel de la ciudad de Daruvar, donde se encontraban Cascos Azules de otros países, entre ellos la cúpula del Ejército Argentino, cuyo Jefe era el General José María Zabala.

Lo llamativo de esta historia es que el Contingente Argentino no poseía en su uniforme de origen, ninguna bandera que identificara a que país pertenecía ese Casco Azul.  Todos los habitantes locales nos estaban conociendo y todos usábamos la Boina y Brazalete con el parche provisto por las Naciones Unidas. Ante lo expuesto, toda vez que nos presentábamos y nos dábamos la mano para saludar a un integrante de otro país, ellos observaban en nuestros uniformes qué bandera nos identificaba como nuestro país de origen. Al no tenerla,  siempre nos preguntaban “De donde provenimos” o tenían que leer las leyendas de nuestras “bananitas” que decían Gendarmería Nacional” y “Argentina”, respectivamente. Esos momentos eran un poco incómodo para nosotros, ya que al no poseer una bandera identificatoria en nuestros uniformes, siempre teníamos que darles a conocer que nuestro país de origen es Argentina.

Pasaron unos días; esperando el nuevo plan de trabajo y destinos para realizar nuestra función y al tener disponibles un horario diurno, ya que a partir de las 20,00 horas estaba impuesta el toque de queda en la ciudad de Daruvar, el Cbo 1ro Alberto Fabián, Cbo Oscar Escobar y el suscripto, realizábamos una recorrida por el centro de Daruvar, donde nos llegamos a internar y realizar una recorrida en el interior del shopping local.

Al llegar al segundo piso del sector “tienda”, logré observar a través del mostrador transparente de vidrio, unos carreteles de cintas de varios colores y fue ahí cuando se me ocurrió la idea de comprar los carreteles de color celeste y blanco, para realizar unas pequeñas banderitas argentinas y poder usarlas con el brazalete junto a las “bananitas” de Gendarmería Nacional. Mi idea era cortar las cintas en trozos de unos cinco centímetros de largo y pegarlos en una tela de fondo de color blanco, todos pegados con pegamentos para telas, cortar los bordes con tijera, quedando como resultado una pequeña Bandera Argentina.

Hasta ese momento todo iba muy bien con lo planeado. Encontré los carreteles de cintas con los colores patrios para adquirirlos junto a la tela de color blanca, pero encontré otra dificultad. Lo complicado de la situación era que las empleadas no hablaban inglés ni español, no nos podíamos hacer entender qué necesitábamos comprar. El tema era cómo pedíamos en su idioma local (en Croata), dichos elementos. Al no poder hacernos entender lo que estábamos necesitando, las personas que se encontraban en el lugar, se empezaron a acercar para tratar de ayudarnos, pero no había ningún entendimiento entre las partes. Alguien nos trató de hacer entender que nos preguntaban si hablamos en Germano (Alemán), les hicimos entender que no, entonces puse mis dos manos al frente con las palmas extendidas hacia adelante y le dije “Momento”.

Todos me miraron y me di cuenta de que comprendieron lo que yo trataba de decirles. Caminé hasta el final del mostrador de vidrio, di la vuelta, ingresé al interior de la tienda donde estaban las empleadas, me agaché y saqué los carreteles celeste y blanco que necesitábamos, los puse en el mostrador y di la vuelta de nuevo, pero no todo estaba solucionado ahí en ese momento.

FOTO DERECHA: UNICA CONSTANCIA FOTOGRAFICA QUE PUDE RESCATAR DE COMO SE USABA LAS BANANITAS Y LA BANDERA EN EL BRAZALETE VERDE OLIVA, QUE CONFECCIONARON LAS MUJERES CROATAS DEL SHOPPING DE DARUVAR, QUE SE EMPEZO A USAR A PARTIR DEL DIA 300700MAR92. 

Faltaba comprar el trozo de tela blanca y el pegamento para tela. Nuevamente el problema era cómo los pedíamos en su idioma local (ya que en esa época, no era habitual tener un diccionario y/o un traductor electrónico a mano).

En ese momento aparece un señor de unos 50/55 años aproximadamente y nos preguntó en español que estábamos necesitando. ¡Qué bendición y qué alegría que él apareciera!!!! Era un Croata que residía en Daruvar y algo aprendió del idioma español ya que poseía un hermano que vivía en Chile y en esas visitas él aprendió un poco de español, identificándose como el Señor Sbonk.

El Señor Sbonk; oficializó de intermediario con las empleadas locales y realizamos las compras. El nuevo problema era que los ciudadanos locales no nos querían cobrar por las cosas adquiridas y luego de mucha insistencia, logramos pagar las mismas. En todas las personas que se encontraban en el lugar, vimos y notamos su alegría de haber sido solucionado nuestro requerimiento. Ellos ya sabían que, a  los Cascos Azules a los que estaban ayudando, se le solucionó el problema, que eran de origen argentino, yo pienso que eso se debía que la Argentina fue el primer país latinoamericano y tercero en el mundo, que reconoció a Croacia como un país independiente ante la Naciones Unidas.

Entonces nuevamente el Señor Sbonk intervino, ya que lo vimos hablando con anterioridad, con las empleadas de la tienda y nos dijo que ellas estaban dispuestas a confeccionar las banderitas argentinas a título de colaboración. Se acordó que volviéramos en dos días que las iban a tener listas, nos preguntaron la cantidad y el tamaño, a lo que les pedimos un total de 60 banderitas, dos para cada integrante.

Regresamos a los dos días y ya estaban confeccionadas. Lógicamente les dejamos dinero en efectivo para que se sirvieran un café en la confitería del shopping por el trabajo realizado. Con alegría, regresamos al Hotel donde nos alojábamos y nos presentamos ante el Señor Jefe de contingente, el Segundo Comandante Rosalío BAEZ, al que informamos que poseíamos 60 Banderas Argentinas en tela y si daba el visto bueno para autorizar de colocarlas en los brazaletes de color Verde Oliva, junto a las bananitas que nos habían provisto en la fuerza.

El 2do Cte BAEZ dio el visto bueno y autorizó el uso de las banderitas en el brazalete verde oliva y por  intermedio del entonces 1er Alf Daniel TABARES, ordenó que todo el personal al día siguiente, 30 de marzo, a partir de las 07:00 Horas, debía tener colocadas las banderas en sus respectivos brazaletes (Ver Fotografías),como quedaron colocadas en los brazaletes).

Así fue cómo se gestó el uso de la Bandera Argentina en el uniforme del personal de Gendarmería Nacional Argentina, allá en Los Balcanes. Pasaron unos días, eran aproximadamente las 11:00 Horas cuando tocaron el timbre de la casa que alquilábamos junto al Cabo Oscar ESCOBAR, sobre la calle Gundaliceva 48 de Daruvar. Al atender la puerta, se encontraba el Cabo 1ro SANCHEZ, de la Policía Nacional de Colombia, quien residía junto con el Jefe Región “Este” de la UNCIVPOL a unos 50 Mts a nuestra casa.

FOTO DERECHA:

VISTA EN DETALLE DEL PRIMER PARCHE, DEL MODELO ORIGINAL, QUE SE MANDO CONFECCIONAR EN ZAGREB (SESVETE), PARA APROBAR LA CONFECCION DEFINITIVA DE LOS NUEVOS BRAZALETES ONU, QUE UTILIZARIAN LOS INTEGRANTES DEL PRIMER CONTINGENTE DE LA GENDARMERIA NACIONAL  ARGENTINA. EN LA MISION DE PAZ DE UNPROFOR EN EL PERIODO  92/93, DESTACADOS EN LOS BALCANES DE LA EX – REPUBLICA DE  YUGOSLAVIA. SE ACLARA QUE EL COLOR VERDE OLIVA DE LAS FAMOSAS BANANITAS ESTAN CONFECCIONADAS CON UN RELIEVE DE TERCIOPELO.

 Nos invitaron a cenar ese día junto al Jefe de Región el Mayor Gutiérrez de la Policía Nacional de Colombia. Durante la cena, el citado Jefe se interiorizó de la Función y Misión que realizaba la Fuerza en la República Argentina y en un momento determinado, el Mayor Gutiérrez nos manifiesta que nos parecíamos mucho al personal del Batallón del Ejército Argentino (BEA I), destacados en el mismo Sector “Este”.

FOTOGRAFIA DONDE SE OBSERVA EL BRAZALETE ONU, YA CONFECCIONADO EN EL PERIODO 92/93

Nos comenta que solamente el brazalete de color blanco de la Policía Militar del Ejército Argentino nos diferenciaba del área de misión, ya que teníamos el mismo modelo de uniforme en ese entonces.

Ante esta situación, comento que tenía la dirección de una imprenta de serigrafia en la localidad de “Sesvete”, que se encontraba al ingreso de Zagreb , capital de Croacia, distante a unos 150 Kms de Daruvar. En ese lugar nos podían confeccionar un brazalete nuevo, que contenga los colores del pañuelo y boina provisto por la ONU. En forma inmediata, nos preguntó cuándo podríamos ir a realizar ese trámite. Le respondí que cuando obtuviéramos la autorización de nuestro Jefe de Estación de la UNCIVPOL de “Pakrac” (CROACIA).

“Vayan mañana mismo”, nos dijo.  “Yo lo llamo a su Jefe, para decirle que están autorizados a realizar ese trámite en Sesvete”, nos dijo entusiasmado. Nos pusimos en contacto vía telefónica con el Señor Sbonk para ver si podía acompañarnos, al cual accedió y nos oficializó de intérprete ante el dueño de la imprenta, el Señor Tony. Para coordinar como sería el nuevo modelo del brazalete cuyas características tenía que ser de la siguiente forma: el brazalete tenía que ser del mismo color del pañuelo y boina de la ONU; le agregué un fondo negro para que resalten las dos “bananas” verde oliva con la leyenda de “GENDARMERIA NACIONAL” “ARGENTINA” en ese orden tal cual vino cuando nos fue provisto el brazalete verde oliva en el Escuadrón Logístico en Buenos Aires. Seguidamente, en la parte inferior debía tener la Bandera Argentina de 5 Cms de largo x 4 Cms de alto, seguida por la sigla “UNPROFOR”, cuyas letras serian de color blanco. A los dos días, nos envió el modelo patrón para empezar a imprimir los 60 brazaletes de color celeste, el que reemplazaría al brazalete anteriormente mencionado (Anexo fotográfico Nro17).

El Mayor Gutiérrez, al observar nuestro nuevo brazalete, nos pidió que le hagamos confeccionar del mismo modelo para el contingente de la Policía Nacional de Colombia. Él era el Jefe del Contingente Policial Colombiano. Unos meses después, tuvimos la visita del Jefe de la Región III de la Gendarmería Nacional Argentina, Comandante General Eduardo Valle, en representación del Director Nacional de Gendarmería. Al ver nuestro brazalete y conocer su historia, preguntó a nuestro Jefe de Contingente si teníamos otro brazalete similar para prestarle al próximo contingente UNPROFOR II qye llegaría a reemplazarnos y para que los usen en la formación de despedida en Buenos Aires. 

EL ACTUAL BRAZALETE  PARA CUMPLIR DISTNTAS MISIONES DE PAZ EN EL MARCO DE LA ONU

Accedimos y les enviamos a través del Comandante General Valle, los brazaletes que cada uno de nosotros poseíamos de reemplazo. Esta es una breve historia del brazalete con la bandera argentina, que se comenzó a usar en nuestro uniforme.

 

 

Fuente: Testimonios de los Veteranos integrantes de la primera Misión UNPROFOR

4 Comentarios en “SE CUMPLEN 28 AÑOS DEL INICIO DE LA PARTICIPACIÓN DE LA GENDARMERÍA NACIONAL EN LA MISIÓN DE PAZ EN LA EX YUGOSLAVIA”

  1. impresionante las dos historias publicadas, enriquecen a Gendarmería Nacional y dejan un mensaje de entrega y sacrificio a las generaciones venidaras a formar parte de ntra prestigiosa institución.-

  2. hermoso relato de sucesos que forman parte de nuestra Historia, Gracias a cada uno de los Integrantes de la Primer misión de Paz de la Gendarmería Nacional Argentina, Misión UNPROFOR , la que se convirtió en Misión (Untaes), para después pasar a pertenecer al servicio de (UNCIVPOL) , de la nada Pues fuimos los primero en cruzar el limite o linea de fuego , caminando con todos nuestros bártulos mas de tres Kilómetros caminando viendo a nuestro paso el desastre, la destrucción, de las viviendas , las trincheras de los soldados Servios que nos hacían señal de Muerte al otro lado de la linea, y por supuesto a cada paso el cuidado de no pisar una mina Pues allí estaban al costado del camino, esperando ser detonadas, claro que a los obstáculos los cubren no solo los caballetes de hierro y alambrados de púas sino también que iban acompañados por minas de todo tipo anti tanque y anti personal, creo que fue el camino o la distancia mas larga de mi vida, todo tipo de pensamiento pasaron en esos momentos por mi mente tenia 21 años ,pero mas allá del temor que pudo la situación ocasionarse fui con la cabeza en alto , y volví con el Orgullo del deber cumplido Gracias de nuevo a cada uno de los Integrantes por los que hoy no están ya con nosotros , y aunque el destino me haya apartado de la Gendarmería Jamas he dejado de pertenecer a ella , pues Cuando te ahogues en tu abismo y tus miserias Humanas disimules, podrás entonces pero recién entonces ,grabar en la Augura estampa de algún broce ,Soy un Gendarme.-

    1. Gracias por sus palabras. Como Ud dice, esas experiencias marcan a fuego la vida de una persona yjamás se olvidan.
      Fuerte abrazo, Veterano!!! Atentamente. Suboficial Mayor (R) Ostuvald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *