La Patrulla del Alma

 

Esta nota fue publicada en la página oficial de Facebook de Gendarmería hace dos años, exactamente el día martes 07 de agosto de 2018. Fue escrita por el entonces Comandante Mayor Carlos Alberto Vélez, quien era Director del Instituto de Capacitación Especializada «Cabo Juan Adolfo Romero». Las fotos fueron tomadas por la Cabo Paula Ayala. Como reflexiona el autor, en estos momentos donde parecería que la capacidad para fortalecer valores como la unidad, el respeto, la iniciativa y la solidaridad parecen agotarse y es más fácil restar que sumar, los animales nos enseñan más que los humanos.

El lunes 30 de julio pasado el mediodía, la patrulla montada del Escuadrón 33 «San Martín de los Andes», integrada por el Suboficial Mayor Carlos Recalde, el Cabo Vicente Duarte, el Cabo Carlos García y la Cabo Paula Ayala, habían participado del desfile por el 80 ° aniversario de Gendarmería Nacional Argentina. Luego del desfile continuaron con el quehacer diario, realizando patrullas preventivas y disuasivas, en distintos ámbitos.

La patrulla no solo recorre cerros y quebradas, también el ámbito urbano es su escenario, y fue allí que al llegar a la plaza San Martín, de la ciudad homónima un vecino se les acercó.  Esta persona con problemas de movilidad y montado a una silla de ruedas, entabló conversación con los gendarmes. Les contó de su vida pasada, dedicada al cuidado de caballos, hasta que un accidente lo puso en esa posición que le dificulta disfrutar de muchas cosas, entre ellas interactuar con los animales. Y fue así que, entre charla y charla, dos caballos se le acercaron. «Chileno» montado por el Cabo Carlos García y «Botinera» montada por la Cabo Paula Ayala. Fue ésta última que entendió el sentimiento de ese Señor: él quería acariciarla, pero no podía, no llegaba….

La yegua sola, sin intervención de su jinete, su fue acercando y acomodándose para que pudiera tocarla. Por fin ambos pudieron encontrarse, él le acarició las crines, ella…. le acarició el alma. El señor reflexionó «los animales saben cuándo uno quiere darles cariño».

En momentos confusos, de egoístas pretensiones, donde muchos, solo piensan en beneficios materiales propios, ellos protagonizaron una escena que debería ser moneda corriente… Simplemente enriquecer el alma procurando amor en una sencilla caricia”.

FUENTE: Página oficial de Facebook de Gendarmería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *